jueves, 25 de diciembre de 2008

CAPÍTULO 68 de RAYOMUELAS

Ortodoncias cataráticas chaquetean pulpeteantes las carnes. Cada cual por su lado, sin pensar que pueden ropener al de atrás. Así arranca el primero dando lugar a que el que le sigue sepa más o menos qué hacer. O qué no hacer. No ferter por ejemplo. Menos pasear al cedro. Esto logra cierto felgo que nadie puede indertir, marcando la manta que todos necesitan para sentirse contenidos dentro de tanto terquelor. Porque no se trata de andar gelesando paredes sin respetar leyes, ni racalar maslugos en cualquier treca que cruce. Uno sabe que se mete y va a seguir las reglas. Sino no está obligado a dirimir motivos fútiles de visiónes matricas. Todo así, casi en inglés. Con pussy dancers cock parade.

2 comentarios:

Verito dijo...

Hola!!! Pasaba a desearte felicidades... como siempre, un lujo para el alma leerte, me haces reis por demás!!!!
Ahora que leo tu perfil, vi que sos de Civilcoy, ohhhh , estoy ahí mismo yo!!! de visita claro,en lo de mi hermana y cuñado, ya el lunes regreso a mi ciudad... (por voluntad propia... no creas que me ehcaron ehhhhhhh)
Pero mirá vos che, lo que son las casualidades.

Besos y que pases un buen fin de año o muy buen, o como quieras... (pero que se termine de una vez ¬¬)

Impune Urbano dijo...

Igual PARA TI! Vero...quiénes son tus parientes? Chivi es de esos Springfields en el que hay mucha gente, pero todos tienen que ver con todos. Buen año "para ti" (edición verano)